Selección de textos

 

La verdad no existe en este mundo.

Sólo existen convenciones, convenios.
Adopta lo que te haga vibrar.
Adopta lo que te propulse hacia la felicidad
No hacia el disfrute/placer/gozo, hacia la felicidad. Más allá de lo temporal.
El placer es focalizante. La felicidad expansiva.
El placer es una focalización. Si entendemos la vida como un conjunto de placeres, estamos encerrados en la segunda capa (campo electromagnético, luz agitada, El Velo).
La dinámica de la Vida, es la apertura hacia la tercera luz, la luz Real.

Agadir Febrero 2017

 


 

La Tradición nos dice: existe une posibilidad: la fluidificación del cerebro.

Somos un conjunto de dogmas y estructuras fijas, hasta tal punto que nuestro cerebro se ha vuelto rígido. Hemos llegado a un punto en el que nuestro cerebro no consigue gestionar lo nuevo, sólo vibra con lo antiguo/conocido. La Tradición nos dice que es urgente permeabilizar el cerebro, devolverle su flexibilidad. El paso de la luz real va a fluidificar el cerebro y el corazón. Nuestro cerebro se ha vuelto tan rígido que no conseguimos respirar la vida. Ser feliz, es dejar pasar esa luz. Ser feliz es una realidad fisiológica: el sustrato fisiológico de la felicidad, es la permeabilidad neuro-cerebral que va a dejar pasar la luz Real.

Annecy ­ Marzo 2015


 

Hay dos vías:

  • La vía regresiva– nos va a propulsar a encontrar soluciones – cuando buscas la solución a algo, buscas los estados regresivos embrionarios- por consiguiente, yo no quiero solución, lo que quiero es apertura evolutiva. Cuando buscas una solución, caes en la trampa. Nuestra vida es una búsqueda permanente, crónica, de la solución. Cuando buscas la solución, lo que encuentras siempre es ¡un problema!
    ¿Qué podemos hacer para salir de ese círculo vicioso? Tenemos la misma estructura que el lenguaje, cuando hablamos, nuestras células resuenan, vibran, y cuando vibran, entran en resonancia con lo que decimos. Nuestra estructura es como la del lenguaje, y no solo a nivel psicológico sino también a nivel fisiológico. La célula es movimiento, es el efecto rotacional de ella. Podemos decir que somos una trama en movimiento activada, en movimientos que cambian permanentemente. Lo sólido es una visión fija de nuestra mente. Cuando comienzas a cambiar tu manera de mirar respecto a tu funcionamiento, dejas de verte como un conjunto de objetos sólidos y ves que eres un conjunto de resonancias permeables no resistentes, que dejan pasar la luz. ¡En eso consiste la sanación! Si no podemos cambiar nuestra mirada es porque estamos paralizados por dogmas.
  • La vía evolutiva– Tu cuerpo es como un río, cambia continuamente y por lo tanto, no se le puede ver con unos análisis. Cada vez que intentas comprenderlo así, lo fijas en un momento T, pero él, cuando tú lees los resultados de ese análisis, ya ha cambiado. Y de eso trata la teoría cuántica: del cambio en cada instante en la discontinuidad.

Tener el reflejo de ser conscientes de que en cada instante cambiamos, es en sí una terapia. Pero aún no hemos llegado a eso, aún seguimos queriendo fijar todo lo que sucede. Nuestra mente se basa en fijar, inmovilizar. Sin embargo, nuestra inteligencia está estructurada en una dinámica cambiante. La diferencia entre ambas es enorme. Cuando te propulsa la conciencia, te ves cambiante. Cuando te domina la mente, buscas la inmovilidad y los elementos de separabilidad. Eso significa que el problema que vivo, no es la enfermedad, la medicina, es el contenido de mi conciencia como percibo el mundo. ¿Cuál es mi referencial? Si me sitúo en un referencial de inmovilismo, no puedo pretender ser otra cosa que una resonancia mentalizada paralizante. Si tomo el referencial cuántico, abro la puerta a otra cosa, a una enorme posibilidad. La cuestión que se plantea ahora es:

¿Cómo poder abrir esa puerta para dejar pasar otra información sabiendo que la materia depende de la información? ¿Qué hacer para despertar el pleno potencial informacional de mi cuerpo?

Y nos ponemos a buscar una técnica, un método, un protocolo. Pero todo protocolo emana de una resonancia de fijación activada por la mente. ¿Veis dónde está la trampa? ¿Cómo seguir un protocolo sin protocolo? No se puede encontrar un método que despierte el pleno potencial del SER. Todos los métodos son caducos por lo dicho anteriormente. Es como decir ¿Cómo despertar el SER? Es un sinsentido cósmico: el SER no se puede despertar, está despierto por naturaleza, está en un despertar permanente. ¿Cómo alcanzar ese despertar? ¿Cómo entrar en la dinámica cambiante de la conciencia? No tenemos respuestas… ¿Estáis dispuestos a vivir algo sin que haya respuesta a eso? ¿Estáis dispuestos simplemente a posar vuestra mirada sin buscar la respuesta? Miro, veo mi dificultad, veo que no puedo encontrar nada, sigo mirando, y lo que veo a aparecer es de otro tipo…Esa es la experiencia a la que os invito a participar.

  • No buscar la solución
  • Simplemente, posar vuestra mirada
  • No analizar
  • No rechazar
  • No huir
  • No entrar en la lucha crónica, ni en la inhibición
  • Simplemente, posar vuestra mirada
  • Y no cambiar lo que es
  • Sin perderse en conceptos abstractos o conceptos que provocan una memorización del estado de huida, de lucha o de inhibición.
  • Entrar en resonancia con lo que es sin buscar nada.

Annecy – Mars 2015


 

El deseo es la catálisis de nuestro universo, y hay que sutilizarlo. Hay un deseo que te lleva a una regresión hacia esferas filogenéticas, y otro, el deseo que te eleva a fases evolutivas. En cada instante, tú puedes elegir. El infierno y el paraíso están aquí. ¿Cómo posas tú, tu mirada?

Agadir – Juin 2015

 


 

La problemática del pensamiento dualista. La noción de bien va unida a la noción de mal. Cuando actualizas el bien a partir de tu pensamiento dualista, potencializas el mal. Cuando dices: “quiero esto”, lleva unida su negación. Primero pues, hay que activar el pensamiento unicitario. Todo lo que es dualista va a generar más pronto o más tarde su negación. Antes, la actualización de la oposición era tardía. Ahora estamos en un tiempo acelerado, A veces, el mal conectado llega el mismo día: acabo de lanzar un pensamiento positivo y recojo su negación. Porque el pensamiento es bipolar. Lo importante no es el contenido del pensamiento, es el pensamiento mismo. Ahora bien, si el pensamiento emana de un soporte silencioso, no hay oposición, no hay efecto contrario. El pensamiento es fluido y se libera de su naturaleza opuesta. El silencio es un estado de conciencia no dualista que va a estructurar, que va a armonizar el pensamiento.

Agadir – Juin 2015

 



No somos conscientes de la expansión de nuestro ser. Sólo somos conscientes de nuestra naturaleza condensada. El vórtice nos permite cambiar de referencial a cada instante. Es un medio fisiológico para viajar de un universo a otro. Es nuestro cohete cósmico. Por ejemplo nacer es un vórtice. El feto va a pasar de una matriz agua a otra matriz aire, espacio y fuego. Deja la matriz regresiva embrionaria filogenética, entra en otro universo, y posa su mirada hacia la conciencia evolutiva. El feto está en un estado de beatitud y puede posar, en el mismo seno de la matriz uterina oceánica, su mirada hacia la conciencia evolutiva, porque está estructurado por la capa mesodermogénica que es un proceso de resonancia con la conciencia evolutiva. El feto no es integralmente filogenético.

Agadir – Juin 2015

French